Gastronomía
Gastronómico

BENAIM: la conjunción perfecta entre comida callejera y cultura judía

Dentro del polo gastronómico de Palermo encontramos el gastropub de cocina callejera judía que se abre paso con un ambiente renovado para sus comensales de siempre. Benaim incorpora una sección de calentitos a su carta e invita a sus clientes a utilizar las plataformas digitales de delivery para disfrutar su exquisita propuesta gastronómica también en casa.

Su nombre hace referencia al apellido sefardí de la abuela materna de los primos Nicolás Wolowelski y Juan Martín Migueres, dueños de Benaim, quien nació en Marruecos y es de ascendencia judía, cuya familia fundó la fábrica de dulces «Duci», una de las más relevantes del norte de Marruecos, hace 50 años. Ya instalada hace varias décadas en Argentina, esta familia ha desarrollado varios emprendimientos gastronómicos de diverso tipo.

Situado en una vieja casona, la fachada del restaurante está compuesta por un gran mural realizado por el conocido artista Cabaio Spirito. Con una combinación de la cultura marroquí con la judía, el imponente mural da la bienvenida y pone en clima a sus visitantes. En todos los rincones de Benaim, se encuentran signos que remiten a sus raíces, entre los que el camello se destaca como elemento clave para reproducir, acompañado a su vez de tramas de corte arábico y una paleta cromática de tonos cálidos y ocres que aluden a paisajes del medio oriente y aportan a la estética del lugar un clima distendido. Todo esto está acompañado de elementos que mezclan lo vintage y nostálgico con algo más moderno y actual como son los collages, los stencils y los graffitis.

Apenas cruzada la entrada, se encuentra una barra donde el visitante puede ordenar los nuevos calentitos, todos preparados en el horno de barro, a la vista del comensal, junto a toda la producción de panes pita del día. Entre ellos, se invita a degustar los Knishes, que es una suerte de empanada judía rellena de papa y cebolla; Lajmayin, una empanada abierta de carne; los Bohios, que son unas empanadas de espinaca y queso parmesano; y, por último, el Sambusak, que es una empanada árabe de quesos maduros. En esta misma sección, se dispone una barra de tragos y cocteles, junto a sus ya conocidas cervezas.

Algunos pasos más adelante, la estructura de Benaim se divide en cuatro espacios principales. Lo primero que se aprecia es un gran patio con mesas comunitarias de tres metros de largo, calefaccionado para que la experiencia de comer al aire libre sea realmente placentera. Podemos optar por sus dos plantas techadas, rodeadas de banquetas y con una mesa comunitaria de azulejos esmaltados, con dibujos y lisos, que remiten a Israel y al Medio Oriente y da color al interior. El resto de las mesas y sillas, bajo un formato tradicional, son de madera clara y hierro. En la parte superior, además, se destacan sus techos de telas, guirnaldas de luces y alfombras que dan la sensación de estar en una auténtica carpa beduina.

Al fondo de todo, se encuentra un jardín con mesas dispuestas para más personas que permite realizar celebraciones grupales para disfrutar de una experiencia descontracturada y divertida.

Su comida es, sin lugar a dudas, un capítulo especial. Cuenta con una cocina a la vista, desde donde se realiza el pedido, y una carta que contiene una selección de los mejores exponentes de la comida callejera judía. De esta manera, el comensal puede ordenar diversos platillos que son un auténtico manjar al paladar, entre los que se destacan el sándwich de Pastrón (150 gramos de carne de pastrón, en pan pletzalej, con pepinos agridulces y mostaza) y el de Falafel: albóndigas de garbanzo fritas en pan pita con coleslaw, hummus, tahine y vegetales. También, podemos degustar el Kebab (hamburguesitas de carne molida en pan pita con tomate, cebolla, pepino, lechuga, salsa picante y alioli). La opción veggiees el Sabbich, con berenjenas asadas en pan pita con tomate, pepino, huevo, tahine y alioli de cilantro.

La carta se amplía también con platos principales: entre ellos, el Kipe (croquetas de trigo burgol rellenas de carne molida especiada, con cebolla, hummus y salsa picante, acompañada de papas fritas) y la Ensalada israelí, que se conforma de una mezcla de cous cous, rabanitos, cebolla, tomate, pepino y hojas verdes, condimentada con aceite, limón y aceite de oliva. Para picar, se recomienda el Hummus con pan pita.

 

 

Todos los platos de Benaim se pueden maridar con sus distintas presentaciones de cerveza artesanal tirada, cocteles y bebidas no alcohólicas.

Un punto a destacar es que, mediante la utilización de plataformas digitales de delivery, Benaim invita a sus comensales de siempre a obtener los mejores beneficios, ordenando su comida a la casa.

BENAIM
Facebook: /Benaimba
Instagram: Benaimba

Escuchanos

  1. AVIANCA Argentina - Hugo Díaz 8:54
  2. Puerto Madryn | Conversamos con Mariela Blanco 9:29
  3. Picurba - Conversamos con Luciano Delltell 6:07
  4. El Ministro Santos en la inauguración de Hotelga 5:01
  5. El vino Celebra la llegada de la primavera 8:31
  6. Viernes 17 de Agosto 18 (8 Temas) 4:09
  7. Jueves 02 AGO 18 (6 Temas) 3:22