Gastronomía Promoción y Marketing Tiempo Libre

Nina, las galletitas que revolucionaron el mercado de los celíacos

Galletitas

De ganar premios con aplicaciones móviles a crear las galletitas que revolucionaron el mercado de los celíacos. Verónica Smith, emprendedora y fanática de la pastelería, creó Nina impulsada por la celiaquía de sus hermanos.

Hoy vende miles de galletitas sin gluten, ni lácteos, en todo el país. Sus fanáticos las aman porque no sólo son deliciosas, son las únicas hechas con azúcar orgánica y con la distinción del Sello de Buen Diseño Argentino.

La pasión por la pastelería y el sueño de hacer una fábrica de galletitas llevaron a Verónica Smith a crear Nina. Hoy, 3 años después, conquistan a los amantes de los snacks saludables por su sabor y estética únicos, logrados gracias a la utilización de insumos frescos y de alta calidad. Con un crecimiento exponencial ya se encuentran en góndolas de supermercados, dietéticas y delis gourmet, entre otros cientos de establecimientos en la Ciudad de Buenos Aires y el interior del país.

“En Nina creemos en cuidarse sin privaciones y creamos productos para que nos puedan disfrutar quienes tienen que evitar algunos alimentos y aquellos que quieren darse un gusto a consciencia”, señala Verónica Smith, gerente general. “Pero, sobre todas las cosas, queremos que, al probarlas, sientan lo mismo que nosotros: que el placer se alimenta y que, en algo tan sencillo como una galletita, está la felicidad”, agrega para explicar la filosofía de esta PyME.

El resultado es un producto muy cuidado, semi artesanal, con una persona a cargo de cada línea de producción, una cualidad que Verónica Smith también logró reflejar en el packaging, el cual recibió en 2018 la distinción del Sello de Buen Diseño Argentino, otorgado por el Ministerio de Producción de la Nación. Lleva una estética minimalista, pero a la vez llamativa, atractiva y divertida que pone al producto como protagonista. El diseño, trabajado durante un año, logra diferenciar a estas galletitas en los puntos de venta, a destacar su fuerte identidad y a mostrar un discurso franco, directo y amigable.

El camino hacia Nina no fue lineal ni directo, Verónica comenzó a trabajar a los 17 años, más tarde estudió Administración de Empresas y durante 15 años formó parte del desarrollo de start-ups de tecnología y marketing digital haciendo aplicaciones premiadas y vanguardistas en la región. Trabajó en España y Alemania, pero su pasión estaba en la cocina y su debilidad eran los dulces. Cuando les detectan celiaquía a sus hermanos, encuentra que en el mercado de las galletitas para celíacos no había propuestas saludables que a su vez fueran sabrosas, por eso se dedica a investigar y a realizar múltiples pruebas a lo largo de un año, para hacer productos de gran calidad sin los elementos fundacionales de la pastelería: la harina con gluten y los lácteos.

Estas galletitas de etiqueta limpia (es decir, con una lista corta de ingredientes, sin aditivos y con información comprensible para el consumidor en sus envases) son las únicas en el mercado que combinan ingredientes sin gluten con azúcar orgánica y productos frescos. Están elaboradas a base de harina de arroz de Santa Fe, diferentes almidones, huevos y limones frescos, azúcar orgánica de Tucumán, azúcar mascabo, cacao y esencia de vainilla natural, entre otros. Algunos son importados, como los arándanos rojos disecados de Chile y el maltitol de Francia (que es non gmo, es decir: no modificado genéticamente).

Las opciones clásicas incluyen un sabor a fruta, otro a vainilla y otro a chocolate. Son las Blondies, de vainilla, y mascabo las Chocolate Bliss, con chocolate y cacao y las Lemon & Ginger, de limón y jengibre, ambas hechas con azúcar orgánica.

En 2018 amplió la línea con siete sabores nuevos y la versión individual de los sabores clásicos. Tres de estos, además de no tener gluten ni lácteos, son sin azúcar, en una línea apta para diabéticos, con un sabor y textura sin precedentes. Estos son los de las Blondies, las Lemon & Ginger y las Chocolate Bliss en su versión “Sugar free”.

Entre las últimas incorporaciones, se consiguen las Cranberry, de vainilla y arándanos rojos, y las ChocoChips, de vainilla con chips de chocolate. Además, sumaron una opción salada apta para celíacos, los Bizcochitos de Oliva, con aceite de oliva, único producto que, entre sus ingredientes, contiene leche.

Nina va en camino de convertirse en la primera galletita apta celíacos elegida por el público general, la opción saludable con un sabor sin igual.

Nina Felicidad
http://www.ninafelicidad.com/

Etiquetas

Radio Turística en Vivo

Archivos

Categorías

Suscribite

Suscribite a nuestro Newsletter