Lugares Turismo Video

Península Valdés informa récord de ballenas

De acuerdo al relevamiento aéreo realizado, son 1605 ejemplares, se trata de la mayor cantidad regisgtrada desde el inicio de los censos en 1999. La temporada se extiende hasta diciembre

El último relevamiento aéreo de ballenas en Península Valdés arrojó un número histórico, con 1605 ejemplares. Se trata de la mayor cantidad registrada desde 1999, cuando el Centro Nacional Patagónico (CENPAT), dependiente de CONICET, comenzó a realizar estos censos.

El 31 de agosto se realizó el tercer relevamiento del año a cargo de investigadores de la zona. El estudio se realiza regularmente para determinar la evolución de la población de ballenas en el área de Península Valdés. De los 1605 ejemplares contabilizadas, 185 eran individuos solitarios y 1420 eran madres con crías.

“Contamos 710 crías. Nunca antes habíamos censado tantas, y de éstas 17 eran blancas”, dijo el Dr. Mariano Coscarellaque, que pertenece al Centro para el Estudio de Sistemas Marinos del CENPAT. El biólogo explicó que este relevamiento “es el registro de un día, la imagen de la cantidad de animales que había el viernes pasado entre la desembocadura del río Chubut y un punto sobre el paralelo 42 a la altura de Puerto Lobos”.

Se estima que cada año pasan alrededor de 2000 ballenas por las costas de Valdés. La temporada se extiende de mediados de mayo a diciembre.

Sobre los avistajes. A sólo 15 kilómetros de la ciudad, el Área Natural Protegida El Doradillo es uno de los mejores lugares para ver de cerca las rutinas de cortejo, nacimientos y cómo las ballenas madres les enseñan a nadar a sus crías de una punta a la otra de la playa. De acceso libre y gratuito, es un espectáculo único en el mundo que se recomienda maridar con unos mates y canasta de picnic.

El avistaje costero es una experiencia totalmente diferente, complementaria, a los avistajes embarcados que se ofrecen en Puerto Pirámides, el único pueblo dentro de la reserva natural Península Valdés. En lanchas, gomones y catamaranes, estas excursiones se extienden una hora y media aproximadamente, se pueden durante el día o bajo la luz del atardecer, y son acompañadas por guías de naturaleza con muchísimo conocimiento en la materia, expertos en divisar ballenas a lo lejos. En el camino de ida o vuelta de Península, se recomienda visitar el Centro de Interpretación Istmo Ameghino, donde hay información didáctica sobre la flora y fauna de la zona, ilustraciones y hasta una réplica a escala de una ballena.

Una de las últimas propuestas turísticas que surgió en relación a las ballenas es la del semisumergible Yellow Submarine. Única en el mundo entero, se trata de la primera embarcación diseñada especialmente para avistar ballenas, que permite a los pasajeros observar a las ballenas tanto en superficie, desde la cubierta superior, como desde la cabina submarina, a través de las 40 ventanas que tiene bajo el nivel del agua. Además, la nave cuenta con hidrófonos para poder escuchar los sonidos que emiten las ballenas.

Sobre Puerto Madryn. La ciudad está ubicada en la Costa Noroeste de la provincia de Chubut, a solo 100 kilómetros de Península Valdés, área natural protegida por UNESCO desde 1999. Se trata de una de las áreas biológicas más destacadas de la costa Patagónica, por la presencia de ballenas francas, elefantes y lobos marinos, pingüinos de Magallanes, delfines, orcas y otras tantas especies de fauna terrestre y flora. Algunos puntos turísticos cercanos son: la Isla de los Pájaros, Puerto Pirámides, Punta Delgada, Caleta Valdés y Punta Norte. Por otro lado, Puerto Madryn fue declarada Capital del Buceo por la cámara de diputados en la Argentina. Además cuenta con un Ecocentro, destinado a la interpretación de ecosistemas, el Museo Oceanográfico y de Ciencias Naturales, y el Museo Municipal de Arte, entre muchas otras alternativas culturales (www.madryn.travel)

Archivos

Categorías

Suscribite

Suscribite a nuestro Newsletter