Argentina entre los mejores destinos para una “gaycation”

Cada paso hacia la igualdad es un paso hacia la aceptación social, lo que tiene un impacto directo en los turistas. Viajeros y viajeras de la comunidad LGBTIQ+ eligen destinos seguros y libres de discriminación, donde se respeten sus derechos. A dónde van, qué les preocupa y cuáles son los países menos recomendables

La comunidad LGBTIQ+, por su nivel de consumo, podría ser considerada como un quinto país. De acuerdo con un informe del Banco Mundial publicado antes del comienzo de la pandemia, este segmento de la población genera un PBI de 3,6 billones de dólares anuales, detrás de Estados Unidos (20,4), China (13,5), Japón (4,9) y Alemania (3,9).

Uno de los sectores de la economía donde impacta más fuerte la comunidad LGBTIQ+ es el turismo, en el que hay un alto consumo para las agencias de viajes, hoteles, restaurantes, bares y diferentes atracciones, como eventos temáticos y los famosos desfiles del orgullo.

En ese sentido, a la hora de elegir un destino, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero, intersexuales y queer se focalizan en aquellos destinos que expresen un compromiso con la inclusión LGBTIQ+ en el desarrollo de experiencias seguras y libres de discriminación.

Para eso, muchos de los viajeros y las viajeras de esta comunidad recurren al ranking de países amigables para el turismo LGBTIQ+, “Spartacus International Gay Guide”. Desde 2012, este documento, que se actualiza año a año, informa sobre la situación de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en un total de 202 países y regiones y cuán recomendable es como un destino de “gaycation” de acuerdo con varios factores y criterios de clasificación.

El análisis toma en consideración diferentes aspectos que van desde la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo, los derechos de las personas trans y políticas que afectan a la comunidad queer hasta el número de ataques discriminatorios o crímenes de odio contra homosexuales que se hayan registrado en ese país en el último año.

Guía de viaje LGBTIQ+ 2020/21

Las leyes y reglas anti-LGBT y la seguridad en el extranjero con las personas LGBTIQ+ son las principales preocupaciones de los viajeros y las viajeras internacionales de esa comunidad a la hora de elegir un destino.

Con el turismo global reactivándose paulatinamente y siguiendo los protocolos de cuidado, la comunidad LGBTIQ+ organiza su próxima “gaycation” siguiendo de cerca el último informe de “Spartacus” 2020/21. De él se desprende que entre los destinos más “gay friendly” del mundo figuran en el “top five” Canadá, Malta, Suecia, Austria y Argentina.

Argentina, un país para todos los colores

Gracias a la implementación de leyes como la del Cupo Laboral Trans y la inclusión de la prohibición de discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género en la ley antidiscriminación a nivel federal, entre otras, la Argentina ocupa el quinto lugar del ranking y es reconocida por tener una comunidad LGBTIQ+ local muy activa así como una gran variedad de ciudades que, a través de experiencias seguras e inclusivas, dan la bienvenida a viajeros y viajeras internacionales de ese segmento de la población.

El foco de atracción es Buenos Aires y su amplitud de ofertas para la comunidad LGBTIQ+ en hoteles, restaurantes y lugares de diversión, así como también por sus numerosos eventos que celebran la diversidad, inclusión e igualdad. El más característico es la Marcha del Orgullo, que se organiza en noviembre, mismo mes en que se lleva a cabo el Festival Internacional de Tango Queer, que busca desasociar el sexo de los roles impuestos en esta danza.

Asimismo, otros destinos argentinos muy visitados en los últimos 10 años por lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero, intersexuales y queer figuran las Cataratas del Iguazú (Misiones), Mendoza, Ushuaia, Bariloche, Mar del Plata y Rosario.

A nivel global, los países más seguros del mundo para el turismo LGBTIQ+ son Canadá, Malta y Suecia mientras que en el extremo opuesto aparecen los menos recomendables: Irán, Arabia Saudí, Somalia y Chechenia. Asimismo, países populares para el turismo mundial como Egipto, Malasia y Jamaica, también son marcados como inseguros al seguir considerando a la homosexualidad como ilegal.

“El mundo es diverso y desde ASSIST CARD acompañamos a los viajeros y las viajeras en la búsqueda de experiencias enriquecedoras y únicas, brindándoles seguridad y tranquilidad vayan a donde vayan. Sin embargo, para la comunidad LGBTIQ+ esa libertad no es plena ya que en más de 70 países la homosexualidad está criminalizada. Por lo tanto, como compañía encargada de cuidar a las personas mientras conocen el mundo, apoyamos la inclusión LGBTIQ+ en la generación de espacios seguros y libres de discriminación en todos los destinos, para que le den la bienvenida a viajeros y viajeras de este colectivo”, afirma Federico Tarling, Chief Service Officer de ASSIST CARD International.

Ante la contingencia por COVID-19, antes de elegir el próximo destino para una “gaycation”, se deben considerar los requisitos que los diversos países solicitan para la llegada de los viajeros y viajeras, así como que, algunos de ellos aún no están abiertos al turismo. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (OMT) a la fecha, el 32% de destinos a nivel mundial piden una prueba PCR a la llegada, como requisito principal para entrar, a veces combinada con cuarentena.

“En Argentina, quienes estén próximos a viajar y necesiten presentar el certificado con diagnóstico negativo del test PCR tienen tarifas preferenciales en los centros de Diagnóstico Maipú y Laboratorio Aclimu. Además, es importante recalcar que todos nuestros productos cubren COVID-19”, destacó Tarling.

El origen del “Orgullo”

El 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York allanó Stonewall INN, un popular bar gay, ubicado en el barrio de Greenwich Village. Una protesta se convirtió en una revuelta. Lesbianas, gays, personas transgénero y drag queens se hicieron escuchar bajo el grito: “Estoy orgulloso de ser gay/ de ser lesbiana/ de ser travesti». Luego de tres días de protestas populares en las calles del barrio, la policía, finalmente, tuvo que retroceder. Al año siguiente, los primeros desfiles del orgullo LGBTIQ+ se llevaron a cabo en Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Chicago y Londres.

Las revueltas de Stonewall marcaron un hito histórico y cambiaron la vida de millones de personas LGBTQI+ en todo el mundo. En las últimas dos décadas, se han logrado avances significativos en materia legislativa y de política pública en el mundo en torno a la agenda por los derechos de las personas LGBTIQ+: desde leyes que ponen fin a la criminalización de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo para combatir la discriminación o garantizar la identidad de género, hasta el reconocimiento del matrimonio igualitario y la adopción entre parejas del mismo sexo.

Desde entonces, cada 28 de junio se conmemora el “Día Internacional del Orgullo LGBT”, una fecha en la que se organizan los famosos desfiles liderados por diferentes organizaciones de la comunidad LGBTIQ+ que buscan una sociedad más tolerante, igualitaria e inclusiva.

VIAJA TRANQUILO.

Compartir en redes sociales