Coronavirus | Panorama internacional

La ministra presidente de Alemania, Angela Merkel se refiere a la situación actual y a las decisiones recientemente tomadas como «Medidas que nunca antes existieron en nuestro país» y han dispuesto el cierre de fronteras para Europa. Desde Alemania informa: Irina Domch De Grassman – Corresponsal LatitudGrupo – (audio)

Otra frase que se oye de boca de la dirigencia política es «Estamos en una situación de vida o muerte«.

La prioridad actual es evitar contacto social con el fin de suprimir el crecimiento exponencial. El contagio, al día de hoy es inevitable. Eso es un hecho. Lo fundamental ahora es retardar ese contagio lo más posible.

El virus necesita que lo llevemos hacia otra persona para»saltar».  Necesita que nos movilicemos para

contagiar al otro. Un niño que no muestra síntomas, pero está infectado, contagia en su afán de tocar todo. Total: 3000 personas en 8 semanas.

Si cada uno de nosotros mantiene distancia, toma cuarentena, solamente sale para hacer compras, cuida la indicación de tos y estornudos, el virus no tiene chances de tomar otro «vehículo humano».

La prioridad es que la curva de infectados deje de ascender. Los sistemas de salud ya están más allá de sus capacidades en muchos casos en Europa. La prioridad es que ir manejando los casos que van empeorando.

Como en Italia, España, Suiza, Austria, Francia y Alemania tienen ya regiones en las que el avance está alcanzando los limites de las capacidades de atención medica.

Las medidas tomadas son drásticas:

En Alemania cierres de escuelas, universidades, actividades de tiempo libre, plazas de niños, bares, discotecas, outlets, misas, gimnasios, centros de ski, bordelles, piscinas cubiertas, clubes, visitas a hogares de ancianos y hospitales… y sobre todo la hotelería. Para luchar contra el miedo al desabastecimiento y las compras «hamster» incluso han autorizado la apertura de los supermercados en domingos. Algo que en Alemania no existe.

Sobre todo han prohibido los viajes y desplazamientos turísticos.

Nuestro vecino francés, el presidente Macron ha ido un paso más allá y ha decretado el toque de queda, que implica que la población solamente puede salir en caso necesario y los desplazamientos de la están siendo controlados estrictamente por las fuerzas policiales y militares.

En Checoslovaquia, Bélgica, Italia, España, Suiza, Austria, Malta, Finlandia, Suecia Francia han declarado estado de emergencia. Francia, Suiza, Dinamarca, Austria, Luxemburgo, Hungría, Rusia y otros países han cerrado sus fronteras.

De Australia, Canada y USA llegan noticias similares. Debido a que en Québec, Canadá, se duplicarán los casos en 24 hs., también se ha prohibido los desplazamientos, salvo para la ir a la farmacia o al mercado, o sea que la población esta bajo cuarentena total y están con la frontera cerrada hasta fin de marzo y casi todos los vuelos cancelados, con excepción de permiso de ingreso a canadienses que regresan del exterior o diplomáticos.

Algunas repercusiones en el turismo

Los establecimientos turísticos agencias, hoteles, pensiones, restaurantes en Alemania son generalmente empresas pymes. El 50% de ellas emplean con un promedio de 5 personas. Muchos viven de la «mano a la boca“ y esta situación trae un problema grave en la liquidez.

Las compañías aéreas como Condor, Vueling, Iberia, Level y Britisch no solo han cancelado cientos de sus vuelos, sino que planean reducir sus capacidades un 75% o más. Air France-KLM, Easyjet 70-90%.

LH ha solicitado ayuda estatal debido a la grave situación que está atravesando la empresa a causa de que reciben a diario más cancelaciones que reservas.

Algunos touroperadores como FTI, Gebeco, Schauinsland-Reisen, Studiosus, Alltours, han cancelado todos sus viajes hasta fines de marzo. Otros como TUI, no solo ha cancelado paquetes, cruceros y sus ofertas de hotelería, sino que han cerrado sus oficinas de atención al público. Muchos de ellos ofrecen cambios de fechas sin costos para viajes con fecha hasta fines de abril.

Compartir en redes sociales