Qué recorrer en Semana Santa por la Patagonia infinita de Santa Cruz

El territorio santacruceño tiene la fuerza natural de la Patagonia infinita y las travesías recorren su belleza única, la historia, las culturas de las huellas tehuelches- mapuches y de los pioneros que tallaron este suelo.

Desde la Cordillera, los lagos, glaciares y bosques, hasta la meseta y el mar, Santa Cruz espera tu visita para que descubras sus horizontes plenos de naturaleza. # Viví la fuerza natural #Viví Santa Cruz.

El Aeropuerto de El Calafate es uno de los accesos desde el Oeste de la provincia donde las travesías conducen a El Chaltén e invitan a transitar y disfrutar del Corredor de la Ruta Nacional 40 y desde el Aeropuerto de Río Gallegos, en la capital provincial o llegar en avión a Comodoro Rivadavia en Chubut, invitan a seguir la traza de la Ruta Nacional 3, nuestro Corredor de la Ruta Azul.

Santa Cruz fue una de las primeras en recibir la distinción Safe Travel en reconocimiento a los protocolos de bioseguridad que convirtieron a la Provincia en un destino seguro en la Argentina.

Visitar El Calafate y El Chalten, es una travesía en la que el paisaje relata cómo la planicie que dibuja la meseta se convierte en precordillera. El agua tan preciada, ausente en la aridez del paisaje inicial, brota de las montañas y del corazón del bosque y corre en forma de arroyos cristalinos, chorillos y ríos energizantes cuando te sumergís en la exuberancia de los bosques.

El contrapunto en el paisaje convierte al lugar en una zona de transición que eligen viajeros para conocer y llegar hasta los famosos ríos de hielo. También la eligen distintas especies, en especial, son las aves las que pueblan la región que, en su variedad, atrapan al público de observadores.
.
El Calafate
Es “Tierra de glaciares”. Y en ese paisaje único, son las actividades que se disfrutan en el imponente Parque Nacional Los Glaciares, las que convierten al viaje en una verdadera experiencia.

Una caminata sobre el mundialmente conocido Glaciar Perito Moreno o navegar en los lagos para ver otros glaciares como el  Spegazzinni, Upsala, Heim y Seco, son opciones que convierten el recorrido en un viaje extraordinario.

Remar en kayac, entre hielos eternos y apreciar al glaciar desde su rostro más desconocido, es parte de la propuesta intensa de esta naturaleza.

Cada sendero, cada descubrimiento en este suelo santacruceño, te llevará a pensar en los pioneros, aquellos que dos siglos atrás llegaron y se establecieron, por eso, una visita a las estancias te lleva a la historia y la cultura rural que hasta en el centro de esta villa turística lo vas a descubrir.

La naturaleza es la reina de este lugar donde hasta caminando llegas a la reserva Natural Laguna Nimez, famosa por la cantidad de aves que anidan o se alimentan en este área protegida.

La historia y el origen de los glaciares, se conocen cuando recorrés “Glaciarium”, el centro de interpretación glaciológica que, con base científica y con recursos tecnológicos novedosos, permite comprender, recorrer y saber sobre uno de los mayores reservorios de agua dulce del Planeta.

Y sobre las huellas del hombre de las cavernas, llegás a Punta Walichu, donde pinturas rupestres y petroglifos hallados en grandes murallas de roca, se completan con un recorrido audioguiado por la réplica de todos los sitios arqueológicos del noroeste santacruceño.

El Chaltén
Desde el Glaciar Perito Moreno, maravilla del mundo, en El Calafate, llegás a un paisaje inolvidable donde la ruta te sumerge en la meseta para conducirte nuevamente hacia las montañas. Es una travesía para llegar a la Capital Nacional del Trekking, como le llaman a la localidad de El Chaltén. Ideal para apasionados de las travesías y de la Patagonia inhóspita, se conduce por la Ruta Provincial 11 hasta el empalme de la mítica Ruta Nacional 40, la más larga de la Argentina y que en este territorio ofrece el tramo más largo y el único donde une el mar con la cordillera en sus 1400 kilómetros.

Pero aquí, sobre este Corredor de la RN40, haremos sólo un pequeño tramo que nos lleva hasta el río Leona, con muchas historias por conocer y con el color celeste que se destaca en nuestro escudo provincial. Es el color celeste que cubre a las aguas de ríos y lagos, que muestran la pureza que le brinda el deshielo.

Hay un punto cercano que nos atrae hacia la Cordillera, es al llegar a la intersección con la RP23 bordeando el lago Viedma y levantar la vista, porque allí en el horizonte vas a descubrir el paisaje montañoso más famoso de El Chaltén. El recorte del macizo que con sus agujas de granito ilustra las fotos más conocidas de todos quienes hayan recalado hasta este rincón del mundo.

Es, también, dentro del Parque Nacional Los Glaciares, aunque muchos piensan que están atravesando varios países en un recorrido. Sus más de cincuenta opciones para caminar, le dan el título de Capital Nacional del Trekking.

Le llaman “Paraíso de Montaña”, sólo tenés que llegar y disfrutar de la estampa majestuosa del cerro Fitz Roy.

Los hospedajes en comunión con el paisaje transforman la estadía en una película y muchos disfrutan de la gastronomía local que se distingue por sus productos nobles.

Caminar es la actividad que hace honor a esta localidad famosa por sus senderos de trekking pero que también reserva opciones con más adrenalina como escalada, cabalgatas y cicloturismo, una de las más famosas de las propuestas se llama “Viento a favor”, porque se retorna en bici durante 36 km entre Lago del Desierto y El Chalten aprovechando este fenómeno cotidiano que te impulsa.

Claro que los ríos caudalosos son la excusa para más aventura, el kayac y el rafting en el río Las Vueltas, es una de las alternativas como también practicar snorkel en la reserva Natural Lago del Desierto, uno de los anclajes de esta región santacruceña que se puede recorrer con excursiones lacustres.

Pero la novedad del último verano para los más caminadores está en el sendero de largo recorrido binacional “Huella de Glaciares”. Une a la localidad argentina de El Chaltén con la vecina Villa Ohiggins, en la región chilena de Aysén. Es una travesía total de 120 kilómetros para realizar en etapas durante 8 días y 7 noches.

Es una propuesta de senderismo pensada en 7 etapas que une 10 glaciares, 3 de ellos colgantes, 6 lagos y lagunas, y además, el bosque andino patagónico.

Este sendero es considerado una de las siete maravillas mundiales del trekking.

Ruta escénica 41
Los ruteros de alma tienen en santa cruz una cita insoslayable con la Ruta Escénica RP41. Es una ramo de 155 kilómetros que unen a la localidad de Los Antiguos, Capital Nacional de La cereza con Lago Posadas, una pueblo cordillerano de 400 habitantes. Es una travesía de culto por el noroeste de la provincia donde se expresa la naturaleza rústica patagónica y donde la horizonte está al alcance de nuestro alma.

La pesca deportiva en el Lago Buenos Aires, las caminatas y visitas a las chacras productoras de cerezas y frutales, son parte del atractivo que despierta todos los sentidos y recorre aromas, sabores y texturas. En cada sitio se prueban las delikatessen que integran el abanico gastronómico único. Aquí, las cerezas son enormes, jugosas y de un intenso color bordó casi negro y es el único lugar del mundo donde el mes de marzo aún ofrece esta fruta fresca.

Muy cerquita, una visita a la Estancia La Ascención invita a recorrer senderos que revelan la flora y la fauna de unos de los parques nacionales más nuevos de la Argentina: Parque Nacional Patagonia que, entre muchas especies, preserva una especie en extinción: el Macá Tobiano.

Los Antiguos, es el punto inicial de la travesía de culto por el circuito de la Ruta Escénica 41, hasta llegar a la localidad de Lago Posadas, este pueblo encantado que está muy cerquita del lago del mismo nombre que muestra un arco gigante de piedra y es la postal clásica del lugar. Además, cuenta con sitios con pinturas rupestres como Cerro de Los Indios con rastros de 3800 años de antigüedad y áreas de pesca deportiva donde la trucha arco iris y la perca (autóctona) son las piezas por excelencia. Pero aquí, entre las hosterías primorosas y los servicios turísticos, se convierte en un rincón en el mundo elegido por viajeros que buscan lugares secretos.

El circuito de la Ruta Escénica 41 también se escucha. Porque a través de una audioguía vehicular brinda la posibilidad de recurrir a una aplicación pensada para teléfonos móviles con pistas de sonido que relatan la importancia de la geografía hasta la historia de los primeros poblamientos, desde las comunidades originarias, hasta colonos y estancieros.

Los dueños del paisaje son los guanacos que en manada acompañan durante la travesía. Es uno de los cuatro camélidos que pueblan el continente sudamericano. Los zorros, cóndores, golondrinas patagónicas, águilas mora, aguiluchos, carpinteros forman parte de la biodiversidad y en las lagunas son los cauquenes, bandurrias, patos maiceros, patos torrentes y macas los que marcan la riqueza de esta naturaleza.

Pero en esta travesía, es la geografía la que atrapa al visitante. Las formaciones que dibujan el paisaje son asombrosas. Son las huellas que dejaron los intensos procesos geológico desde que emerge la cordillera de Los Andes hasta hoy. En su recorrido, es en el Parador Los Cerritos donde la vista regala la imagen de un castillo, es una formación rocosa que talló el tiempo y la erosión sobre un conjunto de rocas volcánicas, del periodo jurásico. Muy cerca, se ve un laberinto natural de piedra el cual recuerda a una Ciudad de Piedra, que marca el fin de la región donde crece el “molle” un  arbusto de la zona.

El Salto del Rio Zeballos, cerca del km 49, es un magnífico mirador de 360º que deslumbra con un primer plano del Cerro Colorado, detrás el Monte Zeballos; hacia el oeste, el frente cordillerano y, en la zona norte, la confluencia entre los Valles del río Jeinimeni y el Zeballos.

Hay un punto del recorrido donde se superan los 3000 msnm, es el Portezuelo entre el cerro Boleadora y el mirador Cerros. Respire profundo y gire sobre sus talones. Llená tu alma. El horizonte es tuyo.

El circuito escénico llega hasta el acceso a la localidad de Lago Posadas, que era el mismo camino que seguían aquellas familias de los pueblos originarios para unir esta región de los lagos Pueyrredón, Posadas y Salitroso, con el valle del río Pinturas, famoso porque alberga al sitio Cueva de las Manos, Patrimonio de la Humanidad y Parque Provincial con 9000 años de historia en sus pinturas
rupestres.

RUTA AZUL

Los soñadores que buscan grandes travesías ruteras tienen la excusa perfecta en Santa Cruz para conocer el Corredor de la RUTA AZUL que sigue la traza de la Ruta Nacional 3 y une los pueblos de la meseta con las ciudades puerto del litoral marino costero de la provincia. Desde el sur del Golfo San Jorge hasta Cabo Vírgenes, el extremo más austral del continente, junto al Estrecho de Magallanes. Un mundo por descubrir.

Un sinfín de reservas Naturales y cuatro Parques Nacionales marinos costeros integran esta Ruta Azul donde las localidades de Caleta Olivia, Puerto Deseado, Puerto San Julián, Comandante Luis Piedra Buena, Puerto Santa Cruz hasta Río Gallegos, la capital de la Provincia de Santa Cruz, que ofrecen todos los servicios turísticos a los visitantes.

Historias de navegantes, piratas y corsarios desde 1520 cuando llega Hernando de Magallanes, o el recorrido que protagoniza el naturalista inglés Charles Darwin en 1833, se conjugan con las historias del siglo pasado entre las huelgas de los peones laneros y el paso de Antoine de Saint Exupéry, el autor del principito quien también dejó aquí, su huella con la Aeroposta.

Lo colosal de este recorrido está en ver las colonias de las distintas especies que pueblan cada lugar, desde lobos marinos de un pelo, hasta orcas y pingüinos de Magallanes y el atractivo Pingüino de Penacho Amarillo que llega desde octubre hasta abril de cada año anida en el Parque Interjurisdiccional Isla Pingüino frente a las costas de Puerto Deseado donde también la Reserva Natural Ría Deseado, única ene l continente describe 42 kilómetros de mar que ingresa al continente por el antiguo cauce del río y que es el lugar ideal donde se concentra la mayor diversidad de avifauna para deleite de científicos, fotógrafos, viajeros y turistas.

La naturaleza en estado puro, desde el mar hasta la cordillera con la meseta, los lagos, bosques y los magníficos glaciares son una invitación para conocer este territorio pleno de historias y leyendas y donde las distintas especies brindan un espectáculo natural para llevar en el corazón.

Esta Semana Santa la provincia de Santa Cruz despliega todo su encanto y te invita a vivir encuentro ideal con la fuerza natural.

Para Latitud2000 escribe Sonia Renison directora de Blogruta40 

Compartir en redes sociales