Una reserva, del tamaño de un país

La inmensidad del mar que se mezcla con la estepa patagónica, pequeños pueblos costeros como Camarones y una gran biodiversidad conforman la reserva de biosfera más grande del país: Patagonia Azul.

Reconocida en 2015 por la UNESCO, esta nominación fue elaborada por el Centro Nacional Patagónico perteneciente al CONICET y la Global Penguin Society, bajo la coordinación del naturalista Pablo “Popi” Borboroglu, y con la colaboración de la Secretaria de Turismo de Chubut.

Esta categoría designa el área como un lugar en el planeta que tiene características especiales, no solamente en términos de ecología sino también culturales, apunta no solo a la conservación del medioambiente, sino que también conservar a las comunidades dentro de su entorno promoviendo un desarrollo sostenible para la región.

Se trata de la Reserva de Biosfera número 15 de la Argentina, siendo la más grande del país, y la que mayor superficie oceánica contiene, alrededor de un 58% del área natural protegida en cuestión. Para tomar dimensión de lo que este proyecto significa, con 3.100.000 hectáreas y 300km de costa, la reserva ocupa la misma superficie que Belgica o la provincia de Misiones. La misma va desde el norte de Comodoro Rivadavia (paralelo 43º40’30» S) hasta el paralelo 45º34’37» S, un poco más al norte de Punta Tombo, y al oeste desde la ruta 3 hasta 24 millas náuticas de la línea de costa.

En este ecosistema habitan la tonina, el delfín austral, el lobo marino, además de una gran variedad de avifauna marina, entre las cuales el carismático pingüino de Magallanes, el pato vapor no volador endémico de la zona, variedad de especies de cormoranes, palomas antárticas, ostreros, skuas, petreles entre otras tantas aves. Es un mar también rico en variedad de peces. El salmón, camarones, langostinos, escrófalos, son parte de la riqueza subacuática, que aseguran alimento a variedad de cetáceos y aves marinas.

En sus inicios se decidió el nombre Patagonia Azul ya que protegería solo la zona marino-costera, pero cuando comenzaron con las tareas de relevamiento descubrieron que había tanto patrimonio histórico, como cultural (de naufragios y cultura aborigen), geológico, paleontológico y también mucho ambiente de pastizal, importante por tratarse de uno de los pocos pastizales templados en el mundo.

No se puede proteger lo que no se conoce. Esto lo tienen bien en claro organizaciones como Rewilding Argentina, quienes trabajan en preservar los ecosistemas, tanto dentro como fuera del mar, involucrando a las comunidades que viven dentro de la reserva de biósfera e incentivando el desarrollo de emprendimientos turísticos.

La familia Juanto se radicó en este lugar atraída por su riqueza natural. Fruto de una vida junto al mar, hace más de 15 años se dedican a disfrutar de este mar bravío y de compartir su pasión con quienes se acercan a explorar la zona. Tienen la única empresa de excursiones de Camarones, Viento Sur, cuyas excursiones aseguran buenos avistajes y circuitos par recorrer la Reserva Patagonia Azul en las cercanías de esta localidad, como navegaciones para avistajes de toninas y avifauna marina; una navegación al Faro Leones y una excursión terrestre a la Reserva Cabo Dos Bahías (1973) que protege una colonia de pingüinos de Magallanes. En Camarones, además hacen una caminata guiada por el pueblo, para compartir la historia de este lugar y la tradición de las auténticas estancias patagónicas. Excursiones y recorridos que ayudan a conocer y entender el patrimonio de este lugar.

Al conocer uno comienza a entender mejor la necesidad de preservar tan rico patrimonio natural y visitar respetándolo.

Para conocer más acerca de los proyectos de conservación y recuperación de ambientes naturales de Rewilding Argentina en la Patagonia Azul, invitaron a participar de una charla con Diana Friedrich, naturalista, aventurera, y coordinadora del proyecto. ¿Quiénes son los habitantes de la Patagonia Azul? ¿Cuál es la importancia de las áreas protegidas abiertas al uso público? ¿Y cómo se relaciona la comunidad local con la naturaleza extraordinaria que los rodea? Estas son algunas de las preguntas que respondió.

También se charló con Hector Juanto, fundador de Viento Sur y amante del mar, quien mostrará fotos inéditas de avistajes y paisajes de la costa marítima.

El encuentro se realizó en el marco de las “Tertulias de fin de tarde” que organiza Lihue Expediciones, agencia de viajes especializada en Argentina, para viajar y conocer Argentina desde las pantallas, son de entrada libre y gratuita.

Próximas Actividades
50ª EXPLORACIÓN FOTOGRÁFICA – 22 DE SEPTIEMBRE

Viajaremos por 13 destinos de Argentina, los elegidos por Florian von der Fecht para el calendario 2022. Destinos que se nos revelarán el día de la tertulia poniendo a prueba el conocimiento que tenemos sobre nuestra tierra, les compartiremos ideas de viaje para cada uno de los destinos; comentaremos del cómo llega a algunas fotos Florian que como siempre nos sorprende con su forma de capturar la imagen, la luz y la esencia del momento. Explorando Argentina en fotos comentaremos sobre el nacimiento de SURI, nuevo concepto de viaje explorando caminos a bordo de un camión 6×6 totalmente equipado para un viaje confortable. Organizaremos un viaje inaugural que será una Exploración Fotográfica a la cual se podrá sumar quien quiera acompañarlo a Florian en su incansable búsqueda de fotos. Viaje será por Patagonia, fecha a confirmar.

51ª TIERRA DE PIONEROS Y GLACIARES – 29 DE SEPTIEMBRE

Un recorrido que nos lleva más de 100 años atrás, antes que la familia de Adolfo Jansma llegue a lo que hoy es Estancia Nibepo Aike y antes de que la zona sea declarada Parque Nacional. Hablaremos con él, tercera generación en esta tierra, sobre los primeros pobladores del área del brazo sur del Lago Argentino y Lago Roca, asentamiento de su familia, tradición pecuaria y la incorporación al mundo del turismo hace ya más de 25 años. Historias, legado y testimonio de la naturaleza en estos paisajes. No faltarán los secretos de la familia y otros pioneros que con mucho coraje llegaron a estas tierras inhóspitas.

Compartir en redes sociales